Institucionalidad, normalización, ¿un problema para el activismo? ¿Disidencia positiva?

Posted on septiembre 27, 2009

1


Para poder crear y accionar en libertad es necesario mantener ciertos estandares de desinstitucionalidad. Es decir, ser un poco activista, un poco creativo y por ultimo un Amateur Beta.

 

Me gustan las buenas ideas, organizar, crea, pensar y hacer. Pero, siento que la institucionalidad (hacer institución), no permite a la creatividad y al activismo, generar buenas ideas. Es poco probable que en una institucion con historia, se acepte generar, cambiar o mejorar alguna actividad, ya que se usa, en este caso, la memoria. Es decir, “Es que esto siempre lo hemos hecho así”. Es decir, creer, que si algo siempre se hace igual, esta bien. Los tramites burocraticos son otro de los problemas que presenta una institución. Para llevar a cabo una tarea o presentar una idea, se debe llenar muchos papeles que muchas veces no rescatan las realidades o si lo hacen son pobre y muchas veces duplicados.

Creo que esto es una lucha constante, y muchas veces una desesperanza asumida por parte de los profesionales y/0 trabajadores que pretenden gestionar sus unidades de trabajo de la mejor manera. NO es impensado escuchar cuando uno es nuevo en el lugar: “no se te ocurra, a nadie le interesa” o lo “he intentado miles de veces, pero no resulta, asi que dejalo así”. Generalmente los trabajos son pensados para realizar tareas, no para pensar. Me refiero eso si a no ser un espontaneo, que cree que sus ideas son mejores que la de los demas, pero si, en pensar y escuchar que puede entregarnos el otro. Creo, que la institucion, mas que generar una memoria, o una cordinacion de fuerzas para una meta en comun, se transforma en un escudo, donde las personas que ya asumieron que las cosas no tienen vuelta atras o en el peor de los casos el miedo a perder poder (ya sea en un cargo menor, o en un cargo alto) y la falta de actualización hace que las instituciones, al final pierdan efectividades. Donde las soluciones son pensadas en las decisiones pasadas (lo cual es bueno) pero sin una real autocritica, o analisis de la situación actual y la efectividad de las decisiones anteriores.

La  institución tiene una arista, más que fisica y práctica. La teórica, donde usamos institucionalizar, como determinar y la determinación por que si, o sin pensar en que las situaciones cambian, transforman a lo instituido en algo que no se puede cambiar, poco maleable, poco pensable, poco flexible y por ultimo poco creativo.

La disidencia institucional es positiva, dependiendo de la forma en que se toma, en la mayoría de las cosas instituidas, como son cosas determinadas, no se presta atencion a lo que los demas, los que son institucionalizados, tienen que decir respecto de, que no siempre, resulta en quejas, si no en buenas ideas y mejoras constantes.

Creo que al final, la cosa de las instituciones tiene que ver totalmente con una autocrítica real y una actualización constante. La institución debe aprender, en pos de la misma y para los que trabaja. No para los que trabajan ahí. No ahi que perder el foco.

Creo que ser un poco Activista (moverse, hacer), creativo (generar, pensar, criticar, autocriticar) nos permite estar en un constante Amateur Beta. Por que Amateur, por que nos pensamos como nunca inacabados y, siempre queremos y deseamos mejorar, por que nos sentimos novatos, al momento de sentirnos eruditos en algo, es cuando dejamos de lado lo que pasa afuera, la erudición se trasnforma en un sesgo; Beta por que esto nos permite estar constantemente actualizados, aprendiendo, creando y repensandonos.

Creo que la institucionalidad si es un problema, donde la falta de creación y de actualización, nos invita a dejar de pensar y a olvidarnos de lo mas importante, las personas.

Debe, existir una disidencia positiva, donde disidir, no resulte en algo impactante sino en un cuestionamiento del hacer, saber y pensar de la institución.

La incertidumbre que tanto nos molesta nos hace creativos y genera ideas positivas, cuando aprendamos a aprender como organizaciones, las cosas van a empezar a marchar bien. La competencia al final somos nosotros mismos, al igual que nosotros mismos somos nuestro peor enemigo.

Por ultimo, la violencia no es la mejor forma de mostrarse en desacuerdo. “Lo opuesto de la Guerra no es la Paz, es la Creación.” (de la Pelicula RENT)

¡ESTO NO ES UN GRITO DE GUERRA, ES UN GRITO DE CREATIVIDAD!

(A modo de paréntesis, uno creería, incluso podría entrar en pánico, ya que con nuestros datos que navegan a la deriva por Internet podrían controlar todo lo que hacemos, pero somos tantos, en tantos lados, mutando constantemente, como tan normalmente cambiamos en la factualidad, que es casi imposible que nos controlen, aunque creo que los intentos por esto son constantes, el temor de la institucionalidad, esto da para otro post, quizás más adelante)

Anuncios