Capital y Ser

Posted on enero 6, 2010

1


SOUPE AT LES COULINNES

Soup at Les Coulinnes/ Chagall and Wife 1996

KAWABATA, Yasunari. Kioto. Buenos Aires: Emece, 2008.

“Radios portatiles o seda…un dolar es un dolar. Da lo mismo” (158p)

“Era la primera vez que esperaba a un hombre. Por fortuna, el cielo estaba despejado y azul” (171p)

Me senté, mirando, por los ventanales que me rodeaban, la precordillera. Me emociona cuando un libro tiene o da la posibilidad de identificarse. De diferentes maneras. Es imposible no pensar que Kioto es un libro asertivo estando en la casa de mis padres, en medio de la precordillera, donde ni el internet, ni los celulares e incluso la televisión funcionan. Uno se sumerge en el arbol que es Kioto con esa paciencia y muchas veces precariedad que sorprende. Lo oriental siempre marca una diferencia, en Kioto, los personajes luchan por alejarse de los convencionalismos capitalistas y tratan de mantener su tradición. Lo que los conforma y desforma desde muchos siglos atrás.

La paciencia y el tiempo son cosas que escasean en un sistema donde la velocidad y la competencia son lo primordial para la integridad del ser. En Kioto los personajes se detienen, la ciudad y sus pueblos paran sus faenas, cada cierto tiempo, da la impresión que demasiado seguido, para rendir honores, agradecer y contemplar.

La contemplación del ser. La tradición y el apego por lo natural son premisas en Kioto. Donde las cosas maceran constantemente para que las virtudes y los vicios se separen.

No todo en Kioto es verde o tiene un buen olor a primavera. Pero todo huele a nostalgia, tiempo y buenas intenciones.

Kawabata sorprende, a los occidentales, con su perseverancia en lo cotidiano, sus vagas descripciones artificiales y sus constantes respiros literarios. Una flor cae, el tiempo se detiene. Se nubla. El olor de la cuidad pobla nuestro pecho. Kawabata sabe como hacer que uno sienta pesada la cotidianeidad citadina.

Anuncios