Olfato

Posted on diciembre 11, 2010

0


Victor llegó desde Mexico. Como era de esperar, las manos vacias no traia. En las palmas, muchas novedades. Fueron días pesados, todos de trasnoches, extrañando su cuerpo. Dentro de sus palmas venia un escritor Oriental (Todo lo oriental me fascina, lo sabe, sobretodo, su literatura), comentado y referenciado por otro escritor, un oriundo del país visitado: Mario Bellatín.

Ese libro, que vi gigante a través de la camara digital, desde el Compaq de la casa, con el HP bebe de Víctor, miles de bits de lejania, miles de pasos de nostalgia.

____________

Shiki Nagaoka: una nariz de ficción. Producto de Mario y su idea de Escritura Dinamica.

Venia firmadito, de la mano de Mario. Lindo gesto. En la maleta de Victor.

La foto tomada “prestada” de un blog.

Anuncios
Posted in: Autores (obras)